Clases de Chikung y Taichi

Taichi Madrid

Ya disponemos de los nuevos horarios para las clases de Qigong y Taichi para la temporada 2019/20 en las localidades de Alcorcón, Arroyomolinos y Móstoles. Reserva tu plaza y no te quedes sin probar los grandes beneficios que esta disciplina aporta a quienes la practican.

Horarios y Centros:

Lunes y Miércoles de 18:30 a 19:30 Hrs y de 19:30 Hrs a 20:30 Hrs

Martes y Jueves mañanas de 10:30 a 12:00 Hrs y tardes de 19:00 a 20:30 Hrs

  • Arroyomolinos – Clase en plena naturaleza, en un bosque de encinas centenarias

Urbanización Cotorredondo – Centro Polifuncional, (a la entrada de la urbanización)

Domingos de 10:00 Hrs a 12:00 Hrs. – Previa cita al 696 99 89 54

Elimina tu ansiedad, estrés, angustia, recobra la ilusión, fortalece tu cuerpo de manera sorprendente, trabajos para eliminar el dolor en músculos, tendones, huesos y articulaciones, recupera tu energía y calma tu mente.

Los trabajos de Qigong que realizamos pertenecen al estilo Hun Yuan de taichi Chuan. Proceden de nuestro linaje desde China a través de los grandes maestros Hu Yaozhen (médico de medicina tradicional china, experto en Qigong) y de Chen Fake, heredero del linaje Chen de Taichi (el primer estilo de todos los estilos chinos de taichi)

Su alumno Feng Zhi Qiang nos legó esta sabiduría ancestral que conecta al practicante con su esencia para mejorar en todos los ámbitos de su vida.

Las clases de nuestra escuela se caracterizan por fusionar el Chikung y el Taichi en la misma jornada. Al inicio de la clase realizaremos ejercicios de Qigong para relajar cuerpo y mente, centrándonos en nuestro interior en busca del presente. Una vez que estemos enraizados y mentalmente tranquilos comenzaremos a estudiar movimientos y formas de taichi.

Podéis ver todas las características de nuestro estilo, cursos intensivos por toda España, lugares donde practicar, profesores y maestros en la web de nuestra Fundación:

Fundación Hun Yuan de Taichi Chuan

 

Para lograr la perfección sólo hay un camino: «Un gramo de teoría y una tonelada de práctica»